«El verdadero viaje no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en verlo todo con nuevos ojos»

 

― Marcel Proust, novelista francés

 

Adicta al chocolate, enamorada de Barcelona y amante a los viajes a cualquier lugar.

Dejé mi ciudad natal (Lleida) cuando cumplí 18 años y me trasladé a Barcelona para estudiar mi licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas. Desde ese momento, nunca he pasado en casa más de 4 meses seguidos.

 

En abril de 2015 decidí trasladarme a «la tierra del fuego y el hielo», Islandia, donde apareció la idea de crear un diario de viajes con el fin de mantener a mis amigos documentados durante mis 6 meses de estancia, y debido a mi pasión personal por viajar, compartir mis experiencias en todo el mundo y, en definitiva, buscar las reacciones de aquellos que comparten este pequeño hobby conmigo.

A lo largo de mi vida tuve la oportunidad de vivir varias experiencias en el extranjero. Entre voluntariados y viajes mochileros, familias increíbles me abrieron las puertas de su casa desde el primer día y durante toda mi estancia.

Ellos me enseñaron que la familia no es sólo aquella con la que se nace, sino todos aquellos que demuestran amor y respeto día tras día.

 

Primero, Noruega me abrió los ojos a infinitas posibilidades; Allí descubrí nuevas formas de viajar y conocer nuevos países y culturas. Aterricé en el país nórdico cuando tenía 20 años, y durante 3 meses trabajé en el camping de la familia Lorentzen, ubicado en uno de los paisajes más bellos de la tierra; Las Islas Lofoten. Definitivamente, valió la pena pasar el verano con un promedio de 15ºC para poder descubrir uno de los escenarios más fascinantes del mundo.

En mi segunda experiencia, volé a la Isla Esmeralda, Irlanda, para trabajar como Au Pair durante un año. Durante este período de tiempo viajé por el país, conocí gente de todo el mundo y descubrí la cultura irlandesa, ahh … y toda su gran variedad de cervezas, por supuesto.

A esta magnífica experiencia le siguieron tres veranos de duro trabajo (y muchos viajes) en Islandia, y 3 meses en Kenia aprendiendo italiano. Sí.. Italiano!

 

Todas estas increíbles experiencias me animaron a seguir descubriendo el mundo planeando mi primer recorrido sola por América del Sur, comenzando en el Carnaval de Río de Janeiro en enero de 2016, y haciendo realidad mi sueño de descubrir Argentina después. Desde aquél entonces, recorridos por el este europeo, por países del sur este asiático y mi primer viaje a los EEUU han precedido estas magníficas experiencias hasta alcanzar los 40 países visitados!

Marina-Paul.com en Redes Sociales