No hay mejor manera de descubrir Islandia que recorriendo la carretera principal, la N1, que da la vuelta a todo el país por sus principales atractivos turísticos.

Para mi primera escapada decidí poner rumbo a la ciudad de Hveragerði hasta la Hestheimar Guesthouse, en Hella, reconocida por la cantidad de tours a caballo que se organizan en las decenas de establos del área.

Hveragerði

Aunque muchos turistas deciden continuar el camino hacia la ciudad de Selfoss (más grande, pero no más importante ni más interesante) Hveragerði, con sus no más de 2.300 habitantes, ofrece la posibilidad de realizar diferentes actividades al aire libre y hasta 7 rutas diferentes por el pueblo, de diferente intensidad y duración cada una de ellas.

La primera parada obligatoria es en el centro de información turística. Primero que todo para recoger algún mapa de la ciudad, y segundo, para visitar la exposición «Quake 2008» sobre el terremoto, de 6,3 en la escala de Richter, que sacudió el país en 2008 y que situó su epicentro a 2km de la ciudad. La entrada es gratuita y la exhibición se organiza a partir de la exposición de casos y experiencias reales narradas por sus habitantes sobre el día del terremoto.

A pesar de todo, lo que hace que la exposición sea más dinámica para el visitante es la posibilidad de sentir la experiencia del temblor de un terremoto de esta magnitud en primera persona en un simulador construido para poder reproducir los temblores a escala real. Además, en el mismo recinto también se puede observar un fragmento de la brecha creada por las placas tectónicas de America y Eurásia que divide el país y que se separan 2,5cm cada año.

The hot spring path – 3km

 

Una de las principales atracciones de Hveragerði es la gran cantidad de recorridos con lo que cuenta el pueblo. “The hot spring path – 3km” fue el que yo elegí para descubrir la ciudad y sus campos geo-termales. Un camino que recorre la parte norte del pueblo hasta el campo de golf y donde se pueden observar las decenas de aguas geotérmicas que humean cuando el agua, a más de 80-100ºC se encuentra con la temperatura exterior islandesa (y que parece no querer superar los 5ºC en el mes de Abril).

La verdad es que es tan bonito y curioso como mal oliente. Las aguas geotérmicas aparecen a raíz de antiguas erupciones y restos de campos de lava. Consecuentemente, tanto el agua como el vapor y el gas que deriva de dichos agujeros contienen gran cantidad de ácido sulfúrico tan desagradable de oler.

IMG_1469

IMG_1472

IMG_1483

IMG_1471

El circuito termal finaliza en el “geothermal park”, el parque geotermal situado en el centro de la ciudad. Este pequeño museo –por llamarlo de alguna manera- explica a partir de paneles informativos la historia de las aguas geotermales en Hveragerði, y como sus habitantes se han adaptado y han utilizado un recurso natural como este en su vida cotidiana.

Hasta se pueden hervir huevos o cocinar el pan negro típico islandés utilizando el calor geotermal.

IMG_1501

IMG_1491-1

IMG_1494-1

jpeg

Valle de Reykjadalur (‘Steam Valley’). 

Otra de las paradas obligatorias es la visita al valle de Reykjadalur (‘Steam Valley’). El camino de 3,5 km es bastante duro al principio, pero resulta totalmente gratificante llegar a su cima tras cruzar, otra vez, otro campo geotermal maloliente.

IMG_1504

IMG_1507

IMG_1517

IMG_1524

IMG_1535

IMG_1542

Una vez en la cima es posible bañarse en sus aguas termales. Además, a raíz de la gran cantidad de turistas que hoy en día realizan este trayecto, se han habilitado unas estructuras de madera para poder cambiarse cómodamente y entrar al agua sin resbalones. Aunque parece ser que estas estructuras no han gustado mucho a los habitantes de Hveragerði, que ven como un pequeño sendero únicamente conocido y recorrido por ellos a forma de excursión familiar, se está convirtiendo en un atractivo turístico más de la isla.

IMG_1546

IMG_1558-1

Guesthouse Hestheimar (Hella)

 

Para aquellos que deseen alojarse cerca de Hveragerði y seguir descubriendo el sur de la isla, Guesthouse Hestheimar, situada entre Selfoss y Hella, es el lugar perfecto para reponer fuerzas.

Hestheimar cuenta con varios tipos de habitaciones; desde dormitorios comunes donde cada uno debe llevar su propio saco de dormir –muy habitual en Islandia- hasta habitaciones dobles con baño compartido o privado, apartamentos para grupos o encantadores bungalows de madera (cottage).

La “cottage” cuenta con un enorme baño privado, una cocina totalmente equipada, una cama enorme doble y unas magníficas vistas a los campos y al establo de la misma guesthouse.

 

IMG_1611

Hestheimar Cottages, el paraíso hecho de madera! :)

IMG_1595

IMG_1597

IMG_1599

Hestheimar Guesthouse ofrece además la posibilidad de disfrutar de un baño caliente en su jacuzzi exterior con vistas al monte Hekla y el volcán Eyjafjallajökull.

IMG_1643-1

IMG_1626

IMG_1616

 El agua a 36ºC y la temperatura exterior a 1ºC? Solo se me ocurre un nombre.. paraíso!

 

En la misma Guesthouse Hestheimar de Hella, se organizan circuitos a caballo siguiendo el curso del río Ytri-Rangá y con vistas al volcano Hekla.

Parece ser que esta raza de caballo islandesa; íslenski hesturinn (en islandés) o equus scandinavicus (en nomenclatura equina), es la única originaria de Islandia. De manera que la legislación islandesa prohíbe que los ejemplares exportados regresen a la isla, y evitar así posibles contagios o cruces. Además, esta raza pura islandesa se caracteriza por tener un paso único de esta especie; el tölt, además de los famosos; paso, trote, canter y galope.


IMG_1687-3


horse riding, iceland

IMG_1721

 

 

PINTEREST

error

Marina-Paul.com en Redes Sociales