Dice el dicho que, muchas veces, las cosas no son lo que parecen. Y eso en la industria de Hollywood saben muy bien lo que quiere decir.

Muchas de las películas más famosas de la historia no se grabaron en el mismo lugar donde sucede la acción realmente. Si bien las chicas de Sexo en Nueva York 2 no se alojaron en un hotel de Abu Dhabi, sino de Marruecos; la película más romántica y galardonada del cine, Titanic, grabó muchísimas de sus escenas en una piscina de un metro de profundidad.

Entre los muchísimos ejemplos de re-localización, estos son los más famosos de la historia del cine:

 

El Gran Hotel Budapest

 

Dicen que W. Andersen bautizó el país donde tiene lugar la trama como la “República de Zubrowka”, gracias a una conocida marca de vodka polonesa, y que la pastelería Mendl’s se encuentra realmente en la ciudad de Dresde, la cual es considerada la más hermosa del mundo según el Libro Guinness de los Récords.

Sin embargo, lo más curioso es que el hotel que da nombre a la película tampoco se encuentra realmente en la capital húngara, ni se llama así. El hotel en cuestión se encuentra en Bristol (Inglaterra) y sus interiores fueron grabados en el Görlitz Warenhaus, situado en la ciudad alemana de Görlitz.

El observatorio Sphinx, en Suiza; el castillo de Kriebstein o los pabellones del Zwinger, ambos en Alemania, también sirvieron para recrear varias de las escenas de la imaginaria ciudad de Lutz, donde tiene lugar la acción y la cual utilizó como modelo la ciudad checa de Karlovy Vary.

Gellért Spa Bath, Budapest

Titanic

La historia de amor de Rose y Jack Dawson es y será una de las más famosas y románticas de la historia del cine. La relación, llevada a la gran pantalla por James Cameron y que tuvo lugar a bordo del Titanic en su primera y última travesía transatlántica, quedó lejos de grabar sus escenas en el frío Océano Atlántico.

En este caso, Cameron prefirió grabar las escenas del hundimiento en una piscina de un metro de profundidad, cosa que permitió a los actores moverse fácilmente y sin cansarse mucho, además de evitar las bajas temperaturas del agua.

 

El niño con el pijama de rallas

En 2008, Mark Herman decidió llevar a la gran pantalla la adaptación cinematográfica de la novela de John Boyne, “el niño con el pijama de rallas”. Sin embargo, ninguna de las escenas pudieron ser grabadas en «Auschwitz», donde tiene lugar la historia entre Bruno y Schmuel.

Budapest fue, en este caso, la ciudad elegida para representar «Auschwitz». Debido a su geografía y alrededores, además del abaratamiento de los costes de producción, la historia de Bruno y Schmuel fue realmente grabada en la capital húngara.

Pero no solo el campo de Auschwitz fue representado en Budapest. La casa de la familia de Bruno en Berlín también se grabó en diferentes distritos de Budapest, como el Castillo de Sacelláry, en Budafok.

Sexo en Nueva York 2

Las chicas más cosmopolitas y “fashionistas” de Manhattan de los años 90; Samantha, Carrie, Charlotte y Miranda pusieron rumbo a Abu Dhabi en 2009 para el rodaje de su segunda película; Sexo en Nueva York 2.

Sin embargo, el que pretendía ser un viaje a uno de los más lujosos países de los Emiratos Árabes Unidos, terminó grabándose realmente en Marruecos.

Y es que al parecer, las cuatro protagonistas, junto con el resto del equipo, fueron obligados a buscar una nueva localización después que el gobierno de Abu Dhabi no autorizara el rodaje de la película.

PINTEREST!

error

Marina-Paul.com en Redes Sociales