El zócalo capitalino del DF, Huaquechula, San Miguel de Allende, Chignahuapan, Teotihucan, Xochimilco, todas ellas forman parte de la lista de los mejores lugares donde pasar la mágica noche de muertos, que tiene lugar cada 1 de Noviembre en México.

Sin embargo, Pátzcuaro (y la isla de Janitzio) sigue siendo el destino por excelencia y el mejor lugar donde celebrar la noche más importante del país!

La ciudad, que no supera los 500 habitantes, en su mayoría Purepéchas, es catalogada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y por si eso no fuera suficiente, también su festividad recibió el título de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2008.

Sin embargo, cada mes de Noviembre, la ciudad recibe más de 20.000 visitantes en busca de la que en tiempos de los indígenas prehispánicos era la celebración de Todos los Santos y Fieles Difuntos, y que hoy en día se ha convertido en la internacionalmente conocida como “Noche de los muertos”.

Además, Pátzcuaro, presume de ser, no solo el puerto de acceso hacia la isla de Janitzio, sino que en 2018 también fue la ciudad escogida para la imagen de “Coco”, la producción de Disney, que narra la aventura de Miguel, un aspirante a cantante, durante la noche de muertos michoacana.

Por su historia, tradición y pintorescas calles, la ciudad se ha convertido en el lugar escogido por turistas y nacionales para pasar la noche de los muertos.



Cómo llegar a la isla de Janitzio?

Cada día, de 9 de la mañana a 6 de la tarde (desde Janitzio) hay servicio de transporte desde Pátzcuaro a la isla de Janitzio.

El precio ronda los 50 pesos mexicanos de ida y vuelta.

Sin embargo, durante la noche del 1 de Noviembre, el servicio de lanchas funciona toda la noche, con la finalidad de agilizar la ida y regreso de la isla en cualquier momento.

Para aquellos quienes deseen visitar Pátzcuaro y la isla de Janitzio es recomendable adelantarse al evento y viajar unos días antes a la ciudad para descubrirla con la tranquilidad de caminar sin aglomeraciones ni turistas y ver como sus habitantes comienzan a decorar los mausoleos de aquellos quienes fallecieron.

Además, también durante los días previos a la festividad, se puede disfrutar del espectáculo de la pesca artesanal con redes de alas de mariposa, que aun hoy en día utilizan los habitantes de la isla para pescar.

Una experiencia única e irrepetible para cualquier viajero que quiera disfrutar de sus preparativos y festejar en las calles engalanadas con flores de cempasúchil, las más buscadas para esas fechas!

Marina-Paul.com en Redes Sociales