Hay un refrán islandés que dice: «si te pierdes en un bosque islandés, solo necesitas ponerte de nuevo en pie para sabes dónde estás y encontrar la salida».

Y es que si sumamos la sorprendente inexistencia de altas montañas con la falta de bosques espesos, debido a las temperaturas extremas del país, Islandia se convierte en el país perfecto para practicar senderismo, apto para todas las edades y formas físicas.

A lo largo y ancho del país aparecen centenares de rutas de diferente intensidad y duración, y por supuesto, con distinto fin. Desde cascadas sobre columnas de basalto, vistas sobre las kilométricas playas de arena volcánica del Mýrdalssandur hasta piscinas secretas de agua geotermal natural.

Después de más de pasar un año recorriendo el país, estas son las 7 mejores rutas de senderismo de Islandia.

1. Reykjadalur (Hveragerði)

La ruta de Reykjadalur se encuentra situada a las afueras de la población de Hveragerði, también conocida como la ciudad de las fuentes termales o “hot springs”.

La ruta tiene una duración aproximada de entre 60 y 90 minutos, dependiendo de la forma física, y con paradas para fotografías incluídas.

IMG_1504
IMG_1517
IMG_1524
Captura de pantalla 2015-11-03 a las 21.05.09

La ruta traviesa el valle de Reykjadalur y humeantes expulsiones de vapor durante 3km, hasta llegar a las fuentes termales donde el visitante puede relajarse sobre el agua caliente geotermal, tan representativa de Islandia.

Consejo: Recuerda traer la ropa de baño contigo! En mi caso no sabía de la posibilidad de disfrutar de un baño geotermal hasta llegar a la cima, así que no pude más que hacer algunas fotos, con el filtro de la envidia puesto, a los afortunados que sí pudieron disfrutar del agua caliente.

IMG_1541
Captura de pantalla 2015-11-03 a las 21.05.07

2. Reynisfjall (Vík)

Situado en la costa sur de la isla y delimitando el margen oeste del pueblo de Vík í Mýrdal con su imponente acantilado de más de 340m de altura, Reynisfjall ofrece vistas a todo el atlántico, al arco del Dyrhólaey, a la playa de arena negra volcánica de Reynisfjara y a las tres rocas de Reynisdrangar, formadas a partir de toba volcánica y con una leyenda de lo más… islandesa, llena de fantasía y magia, y con un grupo de trolls como protagonistas.

IMG_3975
IMG_1816

Según cuenta la historia, la montaña de Reynisfjall estaba habitada hace millones de años por 3 trolls; Skessudrangur, Laddrangur y Langhamar, a los que, contrariamente a Shrek y al más puro estilo Drácula, no podían ver la luz del Sol.

Una noche, Skessudrangur, Laddrangur y Langhamar vieron amarrar en su costa a un navío extranjero. Los tres trolls no dudaron en salir en su defensa y proteger su territorio. Lucharon durante horas en una batalla sangrienta hasta que, sin darse cuenta, el alba apareció, y con ella, el Sol.

Cuando el Sol iluminó el cuerpo y los rostros de Skessudrangur, Laddrangur y Langhamar éstos se convirtieron inmediatamente en rocas para toda la eternidad.

IMG_3979

Leyendas a parte, Reynisfjall fue también donde, según los historiadores, la Marina estadounidense instaló, en su punto más meridional, sistemas de navegación de largo alcance durante la II Guerra Mundial y construyó, para su acceso, la que se dice es la carretera más empinada de Islandia.

Y es que la subida a Reynisfjall es tan empinada como corta. En menos de 10 minutos se puede llegar a la cima y obtener una magnífica vista de Vík í Mýrdal hasta el glaciar que corona el volcán Katla. Sin duda alguna, una pequeña pausa en el camino obligada para aquellos que estén recorriendo la N1.

Por si todo esto fuera poco, durante la época de verano, de junio a finales de agosto, la pared del acantilado de Reynisfjall se convierte en el lugar favorito de los graciosísimos Puffins que descansan sobre las cornisas de toba esperando ser retratados por los centenares de turistas que visitan anualmente Reynisfjall.

IMG_3333

3. Cascada de Svatifoss (Parque Nacional de Skaftafell)

La cascada de Svatifoss forma parte del Parque Nacional de Skaftafell, de más de 4800 km2 y es, sin duda alguna, una de las más espectaculares del país. La subida es de aproximadamente 40 minutos con una ascensión considerable, pero la recompensa merece la pena.

La salida parte desde el Skaftafell Visitor Centre, el centro de información al visitante y entrada a la zona de acampada, así como punto de encuentro para todos los tours que parten hacia el glaciar.

Dicen que el arquitecto de la famosa Hallgrímskirkja de Reykjavík y de la Akureyrarkirkja de Akureyri basó su diseño en esta cascada y en las columnas que la rodean, tan características de Islandia.

IMG_2296
IMG_2290

4. Hjörleifshöfdi (Vík)

Corría el año 874 cuando Ingólfur Arnarson y su amigo Hjörleifur Hródmarsson llegaron a Islandia con dos barcos cargados de esclavos originarios de Irlanda y Noruega (de ahí , la descendencia vikinga del país). Desafortunadamente, debido a la marea, ambos vikingos fueron separados y desembarcaron en lugares distintos. Hjörleifur Hródmarsson lo hizo en el fiordo de Hjörleifshöfdi, a pocos kilómetros de Vík, al que da nombre, y Ingólfur Arnarson lo hizo en la costa occidental del país.

IMG_3852
IMG_3912

La obra del siglo XII; «Landnáma» recoge la historia del asentamiento que finalizó con la muerte de Hjörleifur Hródmarsson a manos de sus esclavos y, por ende, del nombramiento de Ingólfur Arnarson como el primer colono de la isla y fundador de la civilización Islandesa y de su capital; Reykjavík.

Hjörleifshöfdi contiene, en su cima, el monumento y tumba conmemorativa de Hjörleifur Hródmarsson.

Desde sus 221m de altura, y tras 25minutos de ascensión, se puede observar la playa de Mýrdalssandur, la cual, anterior a las decenas de erupciones del volcán Katla, solía ser un fiordo, con su pared más merdional como acantilado sobre el atlántico.

Tras las erupciones, más de 2km de lava volcánica solidificada se ha depositado entre dicha montaña y el océano. Igual que pasó en la isla de Heimaey, en las Westman Islands, tras la erupción del volcán Eldfell.

IMG_3921

5. Seljavallalaug

A Seljavellir se la conoce también como la piscina escondida. Situada a pocos kilómetros de la cascada de Skógarfoss, la piscina utiliza la pared rocosa de la montaña adjunta como pared para formar un rectángulo perfecto.

Si ha esto le sumamos que el agua se mantiene a más de 38ºC durante todo el año, puesto que se trata de agua geotermal natural, se convierte automáticamente en un paraíso natural.

Lo mejor de todo? Que no hay normas ni vigilancia… Seljavallalaug o Seljavellir, está «abierta» todo el día para su libre acceso, con la única condición de ser respectuosos con el medio ambiente, puesto que este magnífico enclave cuenta únicamente con un grupo de voluntarios para su cuidado.

6. Dyrhólaey (Vík)

La península del Dyrhólaey se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad de Vík y representa el pundo más meridional de la isla.

Hasta se dice que si te atreves a nadar en línea recta desde allí y a través de las  frías aguas del Atlántico, lo único que vas a encontrarte será el continente Antártico a la otra punta del globo, puesto que la isla aparece situada en el centro del océano, sin ningún país situado sobre la misma meridiana.

IMG_1192

Esta península es mundialmente conocida por la imagen del arco de roca que descansa sobre el atlántico y por el faro que todavía guía la embarcaciones al país del hielo con su luz.

El acceso a ambos puntos puede realizarse en automóvil o a través de un sendero que parte de la primera zona de aparcamiento. La caminata es totalmente fácil y recomendada, y en tan solo 20 minutos, tras una ascensión sencilla por el borde de los acantilados y sin grandes pendientes, se llega al faro donde se consiguen las mejores vistas del arco del Dyrhólaey.

IMG_1342-1
Captura de pantalla 2015-11-03 a las 21.24.42

Por el camino, y únicamente durante los meses de verano, los más afortunados podrán observar a los famosos frailecillos (o Puffins).

Pájaros con cuerpo de pingüino y pico de loro que permanecen en las paredes de los acantilados durante el período de anidación.

7. Heimaklettur (Westman Islands)

La empinada subida a Heimaklettur (Westman Islands) es, posiblemente, una de las más duras y a la vez más reconfortantes. Sus 283 metros de altura permiten obtener una vista panorámica de toda la isla; de los volcanes Eldfell y Helgafell, de la ciudad de Vestmannaeyjar, del aeropuerto y hasta de los kilómetros de lava solidificada tras la erupción del volcán Eldfell en 1973, que hizo aumentar el tamaño de la isla hasta en 2,24 km².

IMG_3619
IMG_3628
IMG_3624

La pendiente es considerable, y en ocasiones se han instalado cuerdas y escaleras de madera para ayudar a todos aquellos que se atrevan a realizar su ascensión…

IMG_3640
IMG_3644

En la cima, un libro de visitas invita al turista adejar constancia de los 60 minutos de ascensión a la montaña más alta de las Westman Islands.

¿Estás organizando tu viaje a Islandia?   

Disfruta de los mejores descuentos a continuación:

1. Hazte con las mejores ofertas de vuelos a Reykjavik (Islandia) haciendo click en el siguiente ENLACE!

2. Busca el hotel que más se adapte a tu viaje AQUÍ

… o consigue 23€ en tu primera reserva al descargarte la app de AirBnB

3. No olvides contractar tu seguro de viaje. Consigue un 20% de descuento con el código BABILONIASTRAVEL o en el siguiente ENLACE

4. Viaja sin preocuparte por las comisiones y los cambios de moneda con la tarjeta Bnext y consigue 5€ al descargarte su app con el siguiente ENLACE.

error

Marina-Paul.com en Redes Sociales