Purmamarca es la más pequeña de las 3 principales y más turísticas poblaciones que conforman la Quebrada de Humahuaca, y a pesar de esto, no la menos importante e interesante.

Siguiendo la tradición norteña de construir cualquier edificación con el uso de adobe, Purmamarca organiza sus calles a partir de su plaza principal, donde día tras día se colocan los vendedores de productos tradicionales. El pueblo, que parece haber quedado interrumpido en el tiempo, queda anclado en un majestuosa valle con “El cerro de los 7 colores”, su principal atractivo, como telón de fondo.

Cerro Morado

Tras cruzar el río, en ocasiones de acceso prohibido debido al caudal, un ascenso de no más de 20 minutos permite culminar la cima de este pequeño cerro permitiendo obtener las mejores vistas del pueblo y del cerro de los 7 colores.

Cerro Porito

Casi de igual duración y perspectiva que el anterior, la única diferencia entre ellos es la cercanía sobre el “Cerro de los 7 colores”, situado en este caso a pocos metros de distancia.

Localidad de Purmamarca

El paseo de los colorados

A partir de “Cerro Porito” se inicia el camino por el “paseo de los colorados”, un recorrido de apenas 3km que deja atrás la ciudad y rodea la pequeña quebrada de Purmamarca con magnificas vistas a los distintos cerros de diferentes colores.

El recorrido puede realizarse en automóvil, aunque debido a su facilidad es totalmente recomendado de dedicar aproximadamente una hora para caminar a través del llano sendero que finaliza de vuelta en Purmamarca por el no menos pintoresco cementerio.

 PINTEREST!

error

Marina-Paul.com en Redes Sociales