La combinación de culturas mezcladas en un continente tan «pequeño» llamado Europa siempre me ha maravillado. A lo largo de mi vida he podido recorrer más de 20 países del viejo continente; desde la fría Islandia hasta las playas de arena entre los acantilados rocosos de Portugal, la lujosa Mónaco o la histórica Polonia. Sin embargo, los países bálticos eran hasta ahora algo desconocido para muchas personas, incluyéndome a mí.

Al buscar una nueva capital europea para explorar, Vilnius pasa, en primer momento, desapercibida. Sin embargo, hoy en día, tanto Vilnius como Kaunas son unos de los destinos más baratos para volar en Europa, así que no pude evitar aprovecharme de eso. Cuando aterricé en Vilnius, me encontré en una ciudad moderna, casa del Centro de Información de la Unión Europea y rodeada de edificios históricos.

A lo largo de los años, Lituania ha acogido desde polacos hasta bielorrusos, desde judíos hasta rusos y alemanes, y desde ucranianos hasta tártaros. Esta gran mezcla de culturas, de viejo y nuevo, y de histórico y moderno me sorprendió desde el principio.

En lo que respecta a la gastronomía, en los últimos años, Vilna ha ido ganando importancia internacional. Sus cafeterías se comparan actualmente con las de París, y sus comidas tradicionales combinan lo mejor de la cocina de los países Bálticos y de la antigua época comunista con recetas nuevas y modernas.

Todo este conjunto, crea una capital camaleónica y lista para las nuevas generaciones, pero que no está dispuesta a olvidar su cultura y tradiciones.

A continuación puedes encontrar las 8 razones por las que Vilnius es posiblemente la mejor ciudad para viajar en Europa AHORA

Elegantes cafés y temáticos

Actualmente, como pasa con las panaderías parisinas históricas, los cafés de Vilna están apareciendo como un nuevo concepto de «lugar de encuentro». Desde el elegante Pinavija Café hasta el tradicional e histórico Forto Dvaras, junto con el temático Gusto Blynine, donde disfrutar de los mejores panqueques de la ciudad rodeados de imágenes y decoración que transportan al mundo de «Alicia en el país de las maravillas».

Consejo: No puedes abandonar Lituania sin probar el tradicional Šakotis.

Gusto Blynine, donde disfrutar de los mejores panqueques de la ciudad rodeados de pasajes de «Alicia en el país de las maravillas».

Arte callejero

Lo que inicialmente comenzó como una técnica de auto-expresión o protesta política, hoy en día, el arte callejero contemporáneo se mantiene fiel a sus orígenes y algunos hasta lo consideran las nuevas «bellas artes». En Vilnius, el arte callejero está cada vez más presente gracias a iniciativas y eventos culturales jóvenes, como el Vilnius Street Art Festival, que tiene lugar en agosto de cada año.  El festival tiene como objetivo mostrar el talento local y traer artistas callejeros internacionales a la capital de Lituania.

Vilnius es, hoy en día, un museo al aire libre de obras de graffiti y hogar de las piezas más espectaculares.

Todo en uno con la Vilnius City Card

Durante los últimos años, el Ministerio de turismo de Lituania ha llevado a cabo una campaña de promoción turística del país y de la ciudad de Vilnius integrado sus museos, transporte, descuentos en restaurantes, etc. en una sola tarjeta permitiendo aprovechar al máximo todo lo que ofrece la ciudad de Vilnius.

La tarjeta, de uso personal, permite usar (ilimitadamente) el transporte público de la ciudad, visitar hasta 20 museos gratuitamente y disfrutar de hasta 6 recorridos en el autobús turístico de la ciudad y al Castillo de Trakai. Además, también ofrece descuentos al comprar entradas para conciertos, restaurantes y cafeterías, reservar alojamiento y servicios de bienestar, etc.

Descuentos también disponibles en cafés como el «Cat Café«, donde disfrutar de un café rodead@ de gatos!

Kaunas Capital Europea de la Cultura 2022

La ciudad de Kaunas se encuentra a tan solo una hora de Vilnius y se convierte en la escapada perfecta.

Desde 1980, la ciudad ha experimentado un gran crecimiento en la conciencia del papel de la cultura juvenil en la vida cotidiana de la ciudad. En consecuencia, recientemente ha sido seleccionada como la futura Capital Europea de la Cultura en 2022, la mayor iniciativa cultural de la Unión Europea.

Además, desde el pasado año, el aeropuerto de Kaunas ha estado ofreciendo las mejores ofertas de vuelos internacionales, lo que ha favorecido al incrementado del número de turistas que visitan el país cada año.

Mezcla de culturas e historia

Vilnius fue, hace cientos de años, parte de la nación más grande de Europa, abarcando partes de la actual Bielorrusia, Ucrania, Polonia y Rusia.

A pesar de todas sus invasiones y destrucciones, la ciudad ha logrado preservar un impresionante patrimonio histórico, cultural y arquitectónico durante siglos que mezla elementos del barroco, el gótico, el renacimiento y el ruso en todas sus manifestaciones artísticas.

Hoy en día, el casco antiguo de Vilnius forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Bóvedas y torres monumentales  se alzan sobre su red de calles medievales empedradas que esconden siglos de historia.

Otra visita muy recomendada es la que cubre el antiguo ghetto judío de Vilnius. El Ghetto alberga varias Sinagogas y la escultura que homenajea al 90% de la población judía de la ciudad asesinada en el Holocausto. Hoy en día, todavía 3.000 judíos que sobrevivieron al holocausto viven entre sus calles.

Gastronomía

¡La gastronomía es, definitivamente más que comida en Lituania! Para algunos, representa sus tradiciones y su forma de vida a través de sus productos, y para otros es parte de la historia.

Vilnius ofrece la posibilidad de disfrutar su etnicidad a través de su cocina. Desde el «Didžkukuliai», más conocido como «cepelinai» y que a menudo se describe como «el plato nacional oficial de Lituania»; el «Šaltibarščiai», una popular sopa de verano fácilmente reconocible por su vivo color rosado; y el «Bulviniai blynai», panqueques hechos de patatas, que son uno de los ingredientes que más se utilizan en Lituania.

Cuando se trata de postres, la gastronomía lituana no se queda corta. Entre los mejores están el «Šakotis» (estructura de ramificación circular grande comparable al Baumkuchen alemán) y el «žagarėliai» (galletas dulces muy bien formadas).

Tiene una República dentro de un país

Užupis es en Lituania, lo mismo que Christiania en Copenhague o Montmartre en París. Literalmente significa «el otro lado del río» en el idioma nacional y se ha convertido, en los últimos años, en el barrio más «cool» y de moda de la orilla oeste del río Vilna.

El 1 de abril de 1997, coincidiendo con el Día de los Inocentes,Užupis se declaró una república independiente. Hoy en día es hogar de los hipsters y artistas «millenials».

Es una de las capitales más asequibles del continente

En los últimos años, Vilnius se ha posicionado como una de las ciudades más asequibles de Europa. Aunque no alcanza la gran cantidad de turistas que visitan el resto de las capitales bálticas: Tallin y Riga, sus precios son muy competitivos para quienes deciden visitarla.

Según la famosa institución británica; «City Cost Baronometer«, la capital lituana se convirtió en la ciudad más económica de Europa donde pasar un fin de semana en 2017. Como se describe «El Barómetro basó sus resultados en el precio de dos noches de alojamiento en hoteles tres estrellas, traslados al aeropuerto, una cena de tres platos para dos personas con vino, bebidas, visitas turísticas y transporte en la ciudad». El resultado es que su costo total generalmente no alcanzará los 150 € p/p.

Pinterest!

error

Marina-Paul.com en Redes Sociales