Si pensamos en África en general, o en Kenia en particular, lo primero que nos viene a la cabeza a todos son, sin duda alguna, los safaris en Parques Nacionales interminablemente grandes.

Pero Kenia ofrece mucho más que esto. Y es que el país alberga unas de las playas más espectaculares del mundo bañadas por el Océano Índico y ofrece la posibilidad de navegar entre hipopótamos en el Lago Naivasha, además de participar durante unos días en un voluntariado en el segundo suburbio más grande del mundo: Kibera o de dar de comer a las altísimas jirafas, etc. Sin dejar a un lado su capital, Nairobi, que muchas veces pasa desapercibida y bien merece una visita!

Conoce todas y cada una de las paradas obligatorias a realizar en Kenia a continuación:

Nairobi sí merece una visita!

Desde visitar al orfanato de elefantes, hasta visitar la mítica casa de la escritora “Memorias de África”, Karen Blixen, a subir a lo más alto del KICC, asistir al «espectáculo» de ver a los elefantes disfrutar de su ración de leche diária en «The David Sheldrick Wildlife Elephant Orphanage» y conseguir una panorámica de 360º de la ciudad.

Nairobi es mucho más que una parada de camino al safari en el Parque Nacional de Tsavo o Masai Mara, o a las cristalinas playas de Watamu. La ciudad es, en su totalidad, una ciudad que bien merece una visita al visitar Kenia.

.

Visita el siguiente enlace para conocer más sobre “qué ver (y no ver) en Nairobi”

 .

Voluntariado en FKWL

Kibera está considerado el segundo suburbio más peligroso y pobre del mundo tras el de Johannesburgo.

En él, actúan decenas de ONG de todo el mundo con la portuguesa “From Kibera with Love” liderada por Marta Baeta, donde todos aquellos quienes visiten Nairobi son bienvenidos a colaborar en sus actividades diarias, conocer el proyecto y el barrio de Kibera, siempre acompañados de gente local.

.

Conoce más sobre la organización en: From Kibera with Love, en imágenes

        .

Visitar la costa del océano índico

La costa del océano Índico de Kenia está considerada por muchos, de las más bonitas del mundo. En ella, se encuentran también islas como las Seychelles, las Comoras o la más grande, Madagascar.

En el caso de Kenia, ciudades como Malindi, que alberga la mayor comunidad italiana, Watamu, a tan solo 20km de Malindi y lugar favorito para disfrutar de los días libres para los locales de la zona, y Mombasa, conquistada por portugueses, árabes y Omaníes hacen las delicias de cualquier visitante en busca de un poco de relax tras visitar la caótica Nairobi o perderse durante días con los jeeps por sus grandes parques nacionales.

.

No te pierdas el siguiente artículo sobre “La costa de Kenia en 3 paradas”

   .

Irse de Safari

Viajar a Kenia y no recorrer sus parques nacionales sería como viajar a Barcelona y no visitar la Basílica de la Sagrada Familia de Gaudí.

Safari significa “viaje” en Swahili y es una experiencia impresionante e indescriptible que hace que uno se aleje de una realidad, aparentemente lejana, al vivir una experiencia única disfrutando de la naturaleza en su estado más puro y virgen, y olvidándose, por un momento, de comprender el porqué de todo este comercio animal.

La verdad es que perderse por los más de 13mil km de Parque Nacional en medio de la sabana emociona solo pensarlo. Una experiencia única para conocer tribus locales, curiosidades del mundo animal, recorrer los parajes más insólitos del país y sobretodo, disfrutar de sus animales.

            .

Descubre más de cómo y dónde realizar un safari en Kenia en “Safari por el PN Tsavo Este, y la realidad de la problemática del marfil en África”

.

    Navegar por el lago Naivasha

A tan solo 80km de Nairobi, pero tras un largo viaje de más de 2h en bus, el largo Naivasha se intuye detrás de más de mil y un local de alquiler de barcos para recorrerlo.

El lago, de más de 139km2 alberga la mayor colonia de hipopótamos del país y que, curiosamente, se han convertido en la primera causa de muerte de Kenia. Sin embargo, de forma cautelosa y siempre con guía local, es aconsejable recorrer sus aguas y disfrutar de su tranquilidad y silencio mientras, a la vez, los locales aprovechan para pescar, ajenos al peligro.

En Naivasha también se encuentra la isla de “Crescent island”. Solo se puede acceder andando y en ella habitan especies como  jirafas, impalas o cebras, lo que la convierte en un safari único.

El acceso a la isla son $30, y el paseo en barca, otros $20. Quién dijo que viajar a África era económico?

              .

Parque de Haller Park, en Mombassa

Parque Haller Park a las afueras de la ciudad, es el lugar perfecto para escapar del bullicio de Mombassa y poder disfrutar de una jornada entre monos en libertad, cocodrilos e incluso poder alimentar a la jirafas.

Transformado en área ecológica, aquí los animales disfrutan de plena libertad mientras los turistas interactúan con ellos, por ejemplo, pudiendo dar de comer a las jirafas de 11 a 12 del mediodía diariamente.

.

Conoce más sobre el Parque Haller en el artículo sobre “La costa de Kenia en 3 paradas”

    .

Mount Longonot

Aficionados o no a los hikings, el Monte Longonot, un antiguo volcán, hoy en día muerto, es la excusa perfecta para escapar del bullicio de la ciudad y de los turísticos safaris, y recorrer libremente los 3km que separan la entrada de su cima.

.

Hell’s Gate o.. el perfecto decorado para la producción de Disney; El Rey León

Dicen que 1994, Disney se basó en esta reserva natural keniata para reproducir el escenario de “El Rey León” en su película de dibujos animados. Y es que sus acantilados y su paisaje árido representan todo aquello que nos viene a la cabeza al recordar la que muchos consideran la mejor película de Disney.

El parque puede recorrerse libremente con vehículo propio alquilando bicicletas en la entrada. También existe la posibilidad de caminar por él, pero siempre deberá ser escoltado por un vehículo a una distancia prudente para evitar se atacado por cualquier animal.

El precio de la entrada también varia según la forma como decidamos recorrerlo. El acceso al parque cuesta 26$ para los no residentes (sí, las atracciones turísticas en Kenia se cobran en Dólares a los no-residentes).

Además, el alquiler de la bici supone un coste extra de 6$ y de 3$ si decidimos recorrerlo en coche.

 

PINTEREST!

Marina-Paul.com en Redes Sociales